Lo que necesitas saber para viajar en avión con un bebé

4 Posted by - 27 julio, 2015 - CONSEJOS DE VIAJE

En la época de las primeras veces, el primer viaje en avión ocupa un lugar fundamental, sobre todo para los padres y sobre todo si se trata de viajar con un bebé. Para que el trayecto sea lo más cómodo posible es importante respetar al máximo las rutinas del bebé pero también tener en cuenta la normativa que aplican las aerolíneas para viajar con menores.

LA LETRA PEQUEÑA PARA VIAJAR CON BEBÉS Y NIÑOS

¿Cuándo es el momento? Si estás deseando presentar a tu hijo a tu familia que vive en otro país, seguramente seas de la opinión de que, cuanto antes, mejor. Y, de hecho, los bebés habitualmente son muy buenos pasajeros. Consulta con tu aerolínea la edad mínima permitida para volar con recién nacidos; en Iberia, por ejemplo, es de dos días de vida, aunque no recomiendan hacerlo hasta pasado una semana, mientras que Ryanair admite bebés desde ocho días de vida.

El coste del billete de avión para un bebé es gratuito hasta los dos años. Es algo que estamos acostumbrados a oir, pero esta afirmación no es del todo cierta porque los bebés sí pagan las tasas aéreas, o un porcentaje del precio del billete (el 10% en Iberia si no ocupan asiento y hasta los dos años de edad, en Vueling de 15 a 35 € más tasas, Easyjet cobra una tarifa fija de 26 €,…). Atención, si el niño cumple los dos años antes de finalizar el viaje, es decir, antes de la vuelta, debe abonar la tarifa que en cada caso sea aplicable a niños mayores de dos años.

El bebé no tiene derecho a asiento a menos que reserves un asiento para él (puede ser interesante para vuelos de larga duración y os permitirá viajar más cómodos, y habitualmente tiene un coste del 50% del precio habitual del billete, igual que sucede con los niños de entre 2 y 11 años). El personal de abordo te proporcionará una extensión para el cinturón y te enseñará cómo colocarlo correctamente para el despegue y el aterrizaje.

Los bebés han de viajar correctamente documentados; con Libro de Familia (para viajes dentro de España), o DNI o pasaporte (para viajes en la EU o fuera de la EU, respectivamente).

Las familias, además, cuentan con embarque prioritario, con la intención de minimizar las molestias que para los bebés y los niños pequeños pueden suponer las esperas en las colas de embarque.

 

consejos para viajar con bebes

¿Cuántos niños pueden viajar con cada reserva de adulto? En la mayoría de ellas el máximo es de un bebé o bien un bebé y un niño entre dos y cinco años o bien dos niños entre dos y cinco años. Excepcionalmente puede consultarse con la compañía aérea la posibilidad de que un adulto viaje con dos bebés, y para ello uno de los bebés tendría que viajar en brazos del adulto y el otro en una silla de auto homologada, junto al adulto (y pagaría la tarifa de niño -child CHD).

ENTRETENIMIENTO Y TRUCOS A BORDO

Tan importante como la preparación del vuelo y todos los detalles de la letra pequeña, son los pequeños – grandes trucos a la hora de viajar con bebés y afrontar un vuelo con garantías, sobre todo la primera vez que es cuando surgen más dudas. Por ejemplo, hay que tener en cuenta que el mejor momento para amamantarle o darle el biberón es durante el despegue y el aterrizaje, lo que le evitará la presión en los oídos. Por otro lado, ten a mano suero para nariz y ojos porque el aire acondicionado puede resecar. Y, teniendo en cuenta que el aire acondicionado nunca está a gusto de todos, lleva una mantita fina y un par de calcetines por si acaso.

Entre las cosas que debes llevar en la bolsa del bebé, incluye algunos pañales más de los que habrías previsto normalmente. ¿Por qué? Cancelaciones, vuelos que se retrasan,… en el peor de los casos. En el mejor: espera en facturación, cola de embarque,… Y lo mismo con su comida: calcula algo extra por si hay retrasos y no encuentras nada adecuado en el aeropuerto. Además, te será útil llevar un par de mudas para el bebé, una camiseta extra para ti, toallitas y alguna bolsa de plástico para la más que probable ropa sucia.

El entretenimiento a bordo es fundamental. Tanto si se trata de un vuelo doméstico como si cruzas el charco, tener a mano cosas con las que distraer al bebé hará que el vuelo sea más relajado para ti y para el resto de pasajeros. Es el momento de estrenar algún juguete; que lo que le enseñas le resulte novedoso supondrá un rato de diversión extra. Preparar una pequeña bolsa de sorpresas puede ser la clave de un buen vuelo con un bebé.

No te apures; un padre o madre en calma casi siempre significa un bebé en calma; transmítele tranquilidad. No obstante, en muchos casos no será necesario hacer ningún esfuerzo extra porque el mismo ruido del avión le ayudará a conciliar el sueño. Y, entre una cosa y otra, si puedes, camina con él por el pasillo, mira por la ventana, o ponlo sobre tu regazo para que haga un poco de gimnasia.

¿Has viajado con un bebé? Si tienes algún truco más, nos encantará leerte :-)

 

No comments

Leave a reply

UA-45129971-2